Ley estatal provocará el desplazamiento y gentrificación de pequeños negocios


Todos estamos de acuerdo en que los impactos de COVID-19 se han hecho claros. El centro

de San Francisco necesita una reinvención como una forma de atraer a la gente y la vitalidad al área. Sin embargo, es un error creer que la respuesta es tan simple como la imagen color de rosa pintada en el reciente Chronicle Editorial titulado “El centro de San Francisco se está

muriendo. Este proyecto de ley podría ayudar a salvarlo”.


AB 2011, que simplifica la vivienda a precio de mercado en “corredores comerciales” (calles de 70 pies de ancho), y acelera la vivienda asequible, tiene algunos beneficios potenciales, como se destaca en el editorial. Pero este proyecto de ley también causará un daño significativo si no se realizan más enmiendas finales a medida que se implementa este acuerdo con el proyecto de ley SB6 relacionado. Es por eso que nosotros, junto a muchas otras organizaciones que trabajan con comunidades de color de bajos ingresos, nos oponemos a la versión actual de


AB2011. También nos oponemos a su proyecto de ley complementario SB6, igualmente

dañino, a menos que se incorporen enmiendas críticas de equidad racial.

Una solución única de vivienda a precio de mercado, por definición, siempre producirá

resultados inequitativos. Al igual que muchas de las propuestas recientes de proyectos de ley

de vivienda de solución de libre mercado, este proyecto de ley le falta el simple lente de

equidad necesario para garantizar que está colocando más viviendas a precio de mercado

donde son más seguras y más necesarias, mientras que al mismo tiempo las mantiene

alejadas de áreas donde es probable que nuestros residentes vulnerables sufran impactos

dañinos localizados.


Sera concebible que ocurra el desafiante proceso de convertir las oficinas del centro (o

downtown) en viviendas a precio de mercado, y también viviendas asequibles, al mismo

tiempo, lo que es casi seguro es que el proyecto de ley también aceleraría innecesariamente

las viviendas a precio de mercado en areas que estan vulnerables y los corredores culturales

fatigados por COVID, en toda la ciudad. Un buen ejemplo es la calle de la Mission, el elemento vital del Distrito de la Misión de San Francisco.


Para comprender los impactos del proyecto de ley propuesto, consideremos un ejemplo bien

conocido: el proyecto de vivienda “Monster in the Mission”. A través de la organización

comunitaria y un compromiso posterior de la Ciudad, esta notoria propuesta de precio de

mercado de 331 unidades en la plaza de BART en la 16 y Mission, finalmente fue transformada

en un proyecto de vivienda asequible que los miembros de la comunidad habían imaginado

como la "Maravilla en la Misión".


Si AB2011 hubiera estado vigente en ese momento, el Monster hubiera recibido un proceso

simplificado acelerado sin revisión de la comunidad. El resultado de vivienda asequible de la

“Maravilla” nunca hubiera sido una posibilidad. La Misión se habría visto obligada a sufrir el

devastador desplazamiento y los impactos culturales de otro costoso edificio de condominios a precio de mercado justo encima de BART, un sitio perfecto para los residentes de bajos

ingresos que viajan mucho en público. Un nuevo edificio como el "Monster"; en el corazón de

esta área BIPOC de bajos ingresos hubiera desplazado a los pequeños negocios/empresas,

reemplazándolas con boutiques de lujo para atender a la nueva clientela, hubiera aumentado el acoso y los desalojos de inquilinos y hubiera ejercido presión en subir la renta sobre los precios en las rentas más bajas de los inquilinos en edificios circundantes. (Damián & Frenier, 2020)


AB2011 anula los aportes de comunidades históricamente excluidas y discriminadas como la

Misión, y anula las políticas críticas de estabilización de vecindarios implementadas entre las

organizaciones de la Misión y los departamentos de la Ciudad a través del proceso del Plan de Acción de la Misión 2020 y a través de las Pautas de Diseño del Distrito Cultural Calle 24.

Al caminar hoy por el corredor de la Mission afectado por el Covid, está claro qué daños

adicionales podrían surgir si se aprueba AB2011 tal como está escrito. Provocaría el

desplazamiento de decenas de negocios de inmigrantes Latinos, Asiáticos y del Medio Oriente y atraería a miles de residentes de lujo a este corredor de bajos ingresos.


Hemos propuesto enmiendas de equidad al autor del proyecto de ley para garantizar resultados más equitativos desde el punto de vista racial:I. Aplicar la medida principalmente a las áreas de mayores recursos y dejar fuera los distritos culturales y las secciones censales de BIPOC de bajos ingresos; II. Instituir protecciones más significativas para los pequeños negocios al prohibir la modernización de edificios con negocios que han servido a la comunidad en los últimos cinco años; III. Exigir que se incluyan unidades asequibles de ingresos extremadamente bajos en todos los proyectos simplificados en todo el estado. Y, si realmente queremos ver realizada la visión pintada en el reciente editorial de Chronicle, aplicar la ley únicamente a los espacios zonificados para uso comercial.

18 views0 comments